About Us

Our work strives to enhance our sense of surroundings, identity and relationship to others and the physical spaces we inhabit, whether feral or human-made.

Selected Awards
  • 2004 — Aga Khan Award for Architecture
  • 2009 — Mies van der Rohe Award
  • 2013 — AIA/ALA Library Building Award
  • 2015 — Best Interior, Designers Saturday
  • 2016 — AIA New York Honor Award

LC Paper

Los orígenes de LC Paper se remontan al año 1881, cuando Jean Grelon, hijo de fabricantes de papel franceses, se asoció con el comerciante Sebastian Rosal para construir la fábrica de papel La Confianza en la orilla del Fluvià, justo al lado de un antiguo molino de papel artesanal.

La construcción de esta fábrica de papel continuo fue el resultado de la modernización de los molinos papeleros que habían funcionado históricamente en el eje Olot-Girona. Esta transformación representó el exponente más importante de la revolución industrial en las comarcas de Girona.

En 1960 la fábrica pasó a manos de la sociedad Emilia Vila, S. A., fabricantes de papel de Sarrià de Ter, y en 1968 se constituyó la Sociedad Papelera La Confianza. Hoy convertida en LC Paper, la fábrica es conocida en todo el mundo por ser pionera en el desarrollo de tecnología para la fabricación de papel sostenible. Des del verano del 2017 produce productos de papel tisú con cero emisiones de CO2 , gracias a la puesta en funcionamiento de una planta de biomasa para la generación de energía eléctrica verde.

LC Paper. Una fábrica moderna

Los orígenes de LC Papel se remontan al año 1881, cuando Jean Grelon, hijo de papeleros franceses, se asocia con el comerciante Sebastian Rosal para construir la fábrica de papel La Confianza a orillas del Fluvià, al lado de un antiguo molino de papel artesanal.

Grelon y Rosal fabricaron papel hasta el año 1910. A partir de este momento la fábrica fue pasando de manos; en 1917 la alquiló Adrià Drou, hasta el año 1926, momento en el que se traslada a la fábrica Flores de Sarrià de Ter, y Josep Escatllar, fabricante de Banyoles, le toma el relevo hasta 1959, cuando construye su propia fábrica de papel en el mismo Besalú, la papelera de Can Surós.

Un año más tarde, en 1960, la fábrica pasa a manos de la sociedad Emilia Vila, S.A., fabricantes de papel de Sarrià de Ter, y en 1968 constituyen la Sociedad Papelera La Confianza, hoy convertida en LC Paper.

Si bien la producción inicial de la antigua fábrica La Confianza, a finales del siglo XIX, se destinaba principalmente a la fabricación de papel de estraza, con una producción diaria de 1.000 kg de papel, hoy el grupo LC fabrica específicamente papel tisú para productos higiénicos y papel Kraft para bolsas, embalajes y manteles, y su producción anual es de más de 50.000 toneladas.

 

La apuesta por la sostenibilidad

Desde sus inicios, la empresa no ha dejado de evolucionar y modernizarse para adaptarse a los nuevos tiempos, tanto en lo referente a los productos que fabrica como a la tecnología y el consumo energético. Pero lo que realmente caracteriza la filosofía de la empresa es la apuesta por la sostenibilidad en todo el proceso productivo, una filosofía que viene de la mano de Joan Vila y del equipo que en 1981 toma el segundo relevo generacional del negocio.

LC Papel se ha convertido en un referente mundial en la fabricación de papel sostenible, es decir, con menos consumo energético, de agua y de celulosa, pero también por el hecho de perseguir el objetivo de alcanzar el autoconsumo energético.

La carrera por la sostenibilidad se inicia con la instalación de una planta de tratamiento de papel recuperado por dispersión en 1973. En el año 1989 se construye la depuradora de aguas con tratamiento fisicoquímico por decantación y tratamiento biológico con fangos activados y con una máquina para espesar los lodos.

En 1993 se inaugura una planta de generación eléctrica con tecnología de cogeneración, que se amplia en 1999, diseñada para reutilizar el vapor resultante del proceso energético para secar el papel.

Desde el verano del 2017, LC Papel está capacitada para fabricar productos de papel tisú sin emisiones de CO2, como consecuencia básicamente de la puesta en marcha de la caldera de biomasa, que se alimenta de residuos orgánicos procedentes de la limpieza de los bosques de proximidad y que permite generar energía renovable sin emisiones asociadas.

Pero la producción de la planta no es suficiente para cubrir la necesidad de energía eléctrica de la planta, el resto de electricidad necesaria se adquiere únicamente de proveedores de energía renovable certificada.

Ahora bien, la construcción en un futuro inmediato de un parque fotovoltaico de autoconsumo en los terrenos contiguos a la plata acercará todavía más a la empresa a su objetivo de ser 100 % autosuficientes. El parque lo configurarán más de 8.500 paneles solares que permitirán cubrir alrededor de un tercio del consumo eléctrico total de la planta y que representarán un ahorro anual de 1.680 toneladas de CO2.

El resultado de esta apuesta es una larga lista de premios y reconocimientos que LC Paper ha obtenido en estos últimos años.

 

Centro de visitas e interpretación

En 2019, el grupo de empresas que configuran LC Paper compró el antiguo complejo de edificios de la fábrica La Confianza con el objetivo de crear en él, entre otros usos, un centro de visitas e interpretación sobre la historia de la empresa. La nave, construida en 1881, estuvo en servicio hasta el año 2009, cuando se trasladó la actividad a la fábrica actual.

En el centro de visitas se exponen diversos objetos históricos y documentación, así como partes de la máquina antigua de papel. Contactando con la empresa se pueden concertar visitas de grupos de forma gratuita, con cita previa acordada.

 

Visitas recomendadas
Fuentes consultadas

Localización